FSC-CCOO La Rioja | 17 abril 2024.

CCOO impulsará movilizaciones en febrero, y convocará paros y huelgas desde marzo a mayo en Correos

    Ante el salvaje recorte de 14.000 puestos en cinco años impuestos sin consenso y sin marco de regulación laboral, 36 en la provincia de Cuenca, el sindicato mayoritario ha anunciado movilizaciones ascendentes en todos las provincias y comunidades del estado entre febrero y mayo que darán continuidad a las que cerraron 2014 y que pondrá en común con el resto de Organizaciones Sindicales que compartieron convocatoria junto con CCOO. El sindicato acusa a la empresa de mentir y falsear los datos de caída de actividad para implantar el mayor ajuste de la historia de Correos que está afectando a miles de ciudadanos a los que se está suprimiendo su prestación, sufriendo retrasos en las entregas y recibiendo su correspondencia uno o dos días a la semana en lugar de los cinco que mandata la Directiva Postal.

    13/02/2015.
    Movilizaciones en Correos

    Movilizaciones en Correos

    CCOO ha anunciado un proceso ascendente e intenso de movilizaciones desde febrero, con paros y huelgas desde marzo a mayo de este año, por el salvaje recorte de plantilla que la empresa pública está imponiendo unilateralmente y sin consenso, que pondrá en común con los sindicatos convocantes con CCOO de la movilización que cerró 2014 con una huelga general el 27-N y 20.000 trabajadores en las calles de Madrid. En un período de cinco años, ha suprimido 14.000 puestos en todo el estado, 8.000 puestos fijos y ha reducido el número de contrataciones en 6.000.

    El sindicato acusa a Correos de mentir y falsear los datos para aplicar el mayor ajuste de plantilla de la historia pública postal. Si bien ha habido una caída de la actividad en el sector postal tradicional, la empresa omite intencionadamente el incremento de la actividad en la paquetería, entre un 50 y un 200%, o el de la correspondencia certificada en un 500%. Teniendo en cuenta estos datos, CCOO afirma que ha habido una reducción de plantilla del 25% muy por encima de la caída de la actividad total que el sindicato cifra entre un 6 y un 10%.

    Este recorte de plantilla fija y eventual, en una empresa que lleva desde 2008 sin crear puestos fijos, se ha traducido en la provincia en la supresión de 85 puestos fijos y 30 eventuales, acentuado en el último año. La empresa está realizando contratos por horas y días, precarizando el empleo público, poniendo un parche a un problema estructural, la eliminación de puestos fijos y contribuyendo a deteriorar el servicio público postal.

    El ajuste más reciente de plantilla se evidencia en las unidades de reparto. Recorte cuyas consecuencias son laborales, por una parte, porque se obliga a los trabajadores/as a llevar carros con unas cargas muy por encima de las recomendadas, a recorrer muchos más kilómetros y a hacer una entrega diaria de productos más especializados que conllevan más tiempo de trabajo. Con estas medidas, se pone en riesgo la salud de los trabajadores/as y su exposición a sufrir más accidentes.

    El otro daño directo del recorte de plantilla recae directamente sobre los propios ciudadanos, que observan con impotencia cómo el correo ordinario, los certificados, las notificaciones y los paquetes les llegan con días de retraso provocando un grave perjuicio, y cómo tienen que esperar interminables colas en las oficinas para tramitar un envío o cómo se reduce el horario de atención al público. Asimismo, las propias administraciones están dejando de recibir diariamente su correspondencia por la insuficiencia de plantilla. 

    CCOO exige el freno de este desmesurado recorte impuesto al margen de la regulación laboral y reclama un nuevo Convenio con mejoras salariales para un colectivo que no llega a mileurista y con cinco años de congelación salarial, incremento de plantilla y protección de derechos, acorde a la nueva organización del trabajo. De no haber un cambio en la estrategia en la empresa ni gestos claros en la negociación, el sindicato advierte de la puesta en marcha inmediata del calendario de movilizaciones para salvaguardar los derechos de los trabajadores/as y ciudadanos, arrebatados por la empresa y el Gobierno en lo que supone un ataque directo a los servicios públicos.